Drones en agricultura. 6 aplicaciones profesionales de multirrotores en los cultivos

  • admin
  • 23 Abril, 2017
  • 0
Drones en agricultura

Hemos hablado ya de diversas aplicaciones profesionales de drones como en el ejército, la policía, bomberos y empresas de reparto. Sin embargo, todavía no hemos visto algunas de las aplicaciones de los multirrotores y drones en agricultura; una tendencia en alza en el sector profesional de los UAVs.

Como veremos, la incorporación de drones en la agricultura de precisión, es una fuente de información de gran utilidad con la que monitorizar los campos de cultivo. La agricultura de precisión es el campo técnico que busca emplear la nuevas tecnologías para un estudio más detallado de la parcela.

Aplicaciones de drones en agricultura:

El empleo de drones y multirrotores en el campo de la agricultura permite reducir considerablemente los costes, mejorar la rentabilidad y disminuir el impacto medioambiental. Veamos los 6 usos de drones en agricultura más corrientes en la actualidad.

1. Análisis del suelo y del campo:

Los drones pueden ser instrumentales al inicio del ciclo del cultivo. Producen mapas tridimensionales precisos para el análisis temprano del suelo, útiles para planificar los patrones de siembra. Después de la siembra, el análisis de suelos conducido por el drone proporciona datos para el riego y el manejo del nivel de nitrógeno.

Dron para agricultura

Dron para agricultura

2. Plantación:

Startups ha creado sistemas de plantación de drones que logran una tasa de absorción del 75% y disminuyen los costes de plantación en un 85%. Estos sistemas no tripulados disparan las semillas y los nutrientes de la planta en el suelo, proporcionando a la planta todos los alimentos necesarios para sostener vida.

3. Pulverización de cultivos:

Estos drones generalmente disponen de tecnología con sensores de medida, a partir de ultrasonidos y láseres; permitiendo a los drones evitar colisiones tras ajustar su posición en función de la topografía y geografía de la zona. En consecuencia, los aviones no tripulados pueden escanear el suelo y pulverizar la cantidad correcta de líquido, modulando la distancia desde el suelo y pulverizando en tiempo real para una cobertura uniforme. El resultado: aumento de la eficiencia con una reducción de la cantidad de sustancias químicas que penetran en las aguas subterráneas. De hecho, los expertos estiman que la pulverización aérea puede ser completada hasta cinco veces más rápido con drones que con la maquinaria tradicional.

4. Monitoreo de cultivos:

La basta extensión de los campos y la baja eficiencia en el monitoreo de cultivos crean juntos el mayor obstáculo de la agricultura. Los desafíos de monitoreo se ven exacerbados por condiciones meteorológicas cada vez más impredecibles, que generan costes de riesgo y de mantenimiento de campo. Anteriormente, las imágenes de satélite ofrecían la forma más avanzada de monitoreo. Pero había desventajas. Las imágenes tenían que ser ordenadas de antemano, sólo se podían tomar una vez al día, y eran imprecisas. Además, los servicios eran extremadamente costosos y la calidad de las imágenes variaba según el día. AActualmente, las animaciones de series temporales pueden mostrar el desarrollo preciso de un cultivo y revelar ineficiencias de producción, lo que permite una mejor gestión de los cultivos.

Dron para agricultura

Dron para agricultura

5. Riego:

Los UAVs con sensores hiperespectrales, multiespectrales o térmicos pueden identificar qué partes de un campo están secas o necesitan mejoras. Además, una vez que el cultivo está creciendo, los drones permiten el cálculo del índice de vegetación, que describe la densidad relativa y la salud del cultivo, y muestran la firma de calor, la cantidad de energía o calor que el cultivo emite.

6. Evaluación de la salud:

Es esencial evaluar la salud de los cultivos y detectar infecciones bacterianas o fúngicas en los árboles. Al escanear un cultivo utilizando tanto la luz visible como la infrarroja cercana, los dispositivos llevados por aviones no tripulados pueden identificar qué plantas reflejan diferentes cantidades de luz verde y luz NIR. Esta información puede producir imágenes multiespectrales que rastrea los cambios en las plantas e indica su salud. Una respuesta rápida puede salvar un huerto entero. Además, tan pronto como se descubre una enfermedad, los agricultores pueden aplicar y supervisar los remedios con mayor precisión. Estas dos posibilidades aumentan la capacidad de una planta para superar la enfermedad. Y en caso de fracaso de la cosecha, el agricultor será capaz de documentar las pérdidas de manera más eficiente para las reclamaciones de seguros.

Fotografía multiespectral de un cultivo

Fotografía multiespectral de un cultivo

Cuando hablamos de drones en agricultura, nos referimos a multirrotores con tecnología de última generación; drones profesionales con sensores y cámaras destinadas a la obtención de datos precisos. Estos drones pueden rondar de los 1.000 a los 20.000 euros, según las funcionalidades y prestaciones de cada modelo.

Como hemos visto, las aplicaciones de los vehículos aéreos no tripulados en agricultura son varias. Existen aplicaciones concretas que van desde los controles en cultivos, como la detección de stress hídrico o la detección temprana de enfermedades y plagas en cultivos.

Lo bueno de los campos de cultivo es que el uso de drones no supone peligro ni para el medio ambiente, ni para otros ciudadanos (al ser zonas rurales). Además, estas prácticas permitirás aumentar los beneficios económicos de los agricultores; evitará la aplicación innecesaria de compuestos fitosanitarios (herbicidas y pesticidas) y reducirá el consumo de recursos hídricos en los campos.

Previous «
Next »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RECIBE NUESTRA NEWSLETTER

✓ Las últimas novedades y noticias

✓ Reviews, tutoriales, promociones...

✓ Carreras de drones y otros eventos